Once escritores en busca de un foro


Los escritores necesitan ser leídos
 
¿Cómo surge un cuento? No está del todo claro. El misterio de la creación literaria sigue siendo uno de los más sutiles y poderosos resortes que mueve a los participantes de la Escuela de Escritores “José Gorostiza” a escribir narraciones con pasión y talento. Los “Sueños de la orquídea” es el resultado del trabajo de once diferentes escritores que unidos mediante el Taller de Cuento, coordinado por José Manuel Tamez, aportaron su creatividad para dar forma a un abigarrado mosaico de relatos que nos muestra un atisbo de nuestra realidad. De este testimonio heterodoxo de la narrativa de nuestro tiempo, queremos hablarte hoy. 
 
 
PRÓLOGO A LOS SUEÑOS DE LA ORQUÍDEA
Estimado lector:
Permíteme que me dirija a ti que has abierto este libro para escudriñar su contenido, seguramente con la curiosidad de un explorador que gusta de descubrir nuevas aventuras literarias. Te puedo asegurar que en este volumen habrás de encontrar un rico mosaico de relatos que muestran el trabajo de escritores que apenas se abren paso en el mundo de la narrativa breve en Tabasco. Deseo que a lo largo de estas páginas puedas encontrar el placer que todo buen lector busca en los textos de ficción, que es la materia de la que está formada este libro.
Los relatos que aquí encontrarás fueron escritos por los participantes del Taller de Cuento de la Escuela de Escritores “José Gorostiza”, un lugar en donde siempre se abren espacios para apoyar la creatividad literaria. Los autores trabajaron durante diez semanas para dar forma a los textos de esta antología. Con paciencia y disciplina, cada jueves, durante dos horas nos reuníamos para conocer leer, comentar y sugerir las mejoras que convirtieran un buen cuento en uno mejor. Como es usual, la mecánica del taller fue de actividad y participación constantes con la finalidad de acercar a los talleristas a la esencia de la creación literaria. A través de la lectura de obras, de la explicación teórica, del análisis y de la crítica constructiva, fuimos puliendo los textos hasta darles la forma definitiva que aquí apreciarás.
En esta escuela partimos de la premisa de que cualquiera puede escribir. Se dice que no se puede enseñar a escribir, pero aquí no estamos totalmente de acuerdo con ese aserto. Si bien el talento es inherente a cada persona y solo puede motivarse, la escritura de ficción es un oficio que se puede enseñar mediante las técnicas y los ejercicios apropiados; creemos que sí es factible mostrar las técnicas que pueden convertir una anécdota en un cuento; sí se pueden señalar cuáles son las fallas más frecuentes en la escritura; sí es posible sugerir las lecturas apropiadas para ejemplificar algún aspecto; en fin, sí se puede orientar y motivar a los que quieren escribir para ser leídos. Y si además encontramos los ánimos dispuestos, es posible atraer nuevos fieles a esta grey.
Amable lector, en un taller el respeto es siempre una parte importante del trabajo, particularmente cuando el grupo está conformado con personas tan diferentes en edades, profesiones y visión de la vida, aunque a todos los una un interés común: el amor a las letras. En este abigarrado conjunto de cuentos podrás encontrar una amplia riqueza en historias, personajes y atmósferas. Los hay de corte costumbrista donde se retoma la vida cotidiana de nuestro pueblo, algunos están enraizados en la vida rural tabasqueña, otros se apoyan en una temática completamente urbana mostrando un atisbo de la compleja realidad actual, no faltan los que vuelan con la fantasía propia de otros mundos, de realidades alternativas. La mezcla es interesante y provocativa pero el denominador común es la libre e insólita imaginación desplegada por las plumas de los autores para ofrecernos un testimonio heterodoxo de la narrativa de este tiempo. 
Te comento que me correspondió a mí el honor de coordinar el trabajo de las personas cuyas obras podrás leer en este volumen. La mayoría de ellos incursionaron por primera vez en el mundo literario a través de los talleres de creación de cuentos que aquí impartimos, otros más se adhirieron al proyecto con el interés de formar parte de esta antología. Estos talleres tienen como objetivo principal acercar a los estudiantes a los postulados básicos del cuento pero, sobre todo, a que empiecen a escribirlos. Yo fui un moderador que trataba, con mis obvias limitaciones, de explicar los rudimentos de la narrativa de ficción y, en particular, del relato breve.
Siempre me ha gustado transmitir lo que sé, de enseñar lo que he aprendido de otros maestros, pero pararse frente a unas personas que tienen deseos de sorprender a los lectores con sus narraciones, es de lo más estimulante. En el intercambio de ideas, aunque hablamos de técnicas y consejos, en realidad estamos siendo testigos de cómo los mecanismos de la creación se activan y solo tenemos que dar el motivo o la sugerencia, y la verdad tengo que confesarte cuán reconfortante es formar parte de ese momento decisivo cuando el escritor se pone a imaginar nuevas realidades y siente de pronto que tiene el divino poder de crear su propio universo en el papel.
Pues sí, apreciado lector de esta antología, te ofrezco un viaje imaginario plagado de sorpresas, maravillas y lugares inesperados. ¿A dónde te llevará esta ruta?
Te mando un abrazo.
José Manuel Tamez

Comentarios

Entradas populares de este blog

Letras tabasqueñas

Letras tabasqueñas

Letras de hoy